We use cookies

We are using necessary cookies to let this site work as safe and optimised as possible.
Please Agree on additional cookies so we can offer you the best experience.
For more info check our privacy statement.

La humedad en el cultivo de las phalaenopsis y los anturios

Además de la temperatura y la luz, la humedad es uno de los factores ambientales fundamentales para el crecimiento de una planta. En este artículo se tratará la importancia de este aspecto y su influencia en el vegetal.

La humedad en el cultivo
El grado de humedad afecta al crecimiento de un cultivo, especialmente como consecuencia de su influencia en toda la zona de las hojas y en la fotosíntesis. Para esta última son aspectos muy importantes la superficie foliar y un buen intercambio de CO2 a través de los estomas. El nivel de humedad influye en ambos. Un déficit de humedad del orden 5-10 g/m3 influye de manera determinante en el intercambio de CO2 . No obstante, en el caso de un déficit menos acusado, entra en juego la capacidad de adaptación de la superficie foliar.  Dicha superficie cambia debido al impacto de la humedad en la formación de las hojas y la dilatación de las células. Se tarda un tiempo en advertir esta adaptación, ya que el proceso es bastante lento.

El número de estomas de una planta oscila entre 60 y 1000 por mm2 , y depende en gran medida del cultivo, de la edad y disposición de las hojas y de las condiciones de crecimiento. En cultivos con muchos estomas, éstos suelen ser pequeños, y viceversa. Los estomas se hallan en la parte superior de las hojas, pero por debajo hay muchos más. Cuando la humedad es alta, todos los cultivos presentan por milímetro cuadrado más estomas, que son también un ±30% más grandes.  Como consecuencia, la superficie total de los estomas por milímetro cuadrado de superficie foliar se acrecienta de manera significativa. El cultivo responde así a aquellas circunstancias que dificultan la evaporación, porque se incrementa la superficie total en las aberturas de la hoja.

Una humedad más elevada ocasiona un crecimiento profuso, con vástagos más largos y a veces hojas más grandes. Cuando aumenta la humedad, las plantas alargan todavía más su tallo principal, sus vástagos y pecíolos. La dilatación de las células y por ende el alargamiento de todo el cultivo depende de la presión celular (turgencia). A poca humedad, la evaporación es alta y la turgencia de los cultivos es relativamente baja. Este hecho ralentizará un poco la dilatación de las células. En condiciones de poca evaporación (radiación baja, humedad alta), la presión celular es, por lo general, más elevada, así que puede producirse una mayor dilatación. Por este motivo puede observarse mejor el efecto de la humedad en la dilatación en condiciones de poca luz.

La influencia en la elongación de las hojas difiere según el cultivo. La planta produce hojas más grandes, pero a la vez más delgadas, sobre todo como resultado de una mejor dilatación celular. La hoja genera aproximadamente el mismo número de células. Una humedad más alta hace que las células en las hojas se dilaten menos que los vástagos y pecíolos. Esto resulta en un cultivo frondoso y algo alargado.

Por otro lado, con humedad alta, las yemas axilares de muchas plantas brotan con mayor facilidad. Es posible que las yemas axilares reciban mayor aporte de hormonas bajo el efecto de la presión radicular, que estimula la brotación. Las plantas de maceta se vuelven más pobladas y, como consecuencia, más atractivas en términos de calidad. Para las Phalaenopsis esto supone un factor importante en la fase de inducción de varas florales.

Por regla general el grado de humedad se extresa en términos relativos, como humedad relativa (HR) o déficit de humedad (DH). La HR representa el nivel de humedad contenida en el aire expresada en porcentaje respecto a la máxima cantidad posible. El DH es el nivel de humedad, expresada en gramos por metro cúbico de aire, que éste puede contener hasta alcanzar el máximo.

Un nivel de humedad por sí solo no revela mucho. No importa si viene representado por la HR o el DH. Sí es esencial que haya drenaje. En lenguaje técnico, a este fenómeno se le denomina «climatización activa». Dicha «climatización activa» facilita la evaporación porque la humedad se va drenando y extrayendo del ambiente del invernadero de manera constante. Incluso en el caso de una HR alta o un bajo DH, una climatización demasiado activa provocar que la planta pierda demasiada humedad por retirarla en gran cantidad.

Convección
Otro factor importante que afecta durante el cultivo es la convección. La convección es la transferencia de energía entre la planta y el aire del invernadero. Cuando la planta está más fría que el aire, éste le proporciona energía. Esto es necesario para permitir la evaporación sin necesidad de radiación. El movimiento del aire es fundamental para la transferencia de energía. Este movimiento se origina porque el aire caliente tiende a subir. El aire se calienta mediante tuberías, radiación solar o luces. Este método de circulación del aire puede acelerar la liberación de aire húmedo, pero también puede secar aún más el ambiente del invernadero del entorno de la planta al mezclarse aires más secos y más húmedos. Esto facilita la emisión de humedad. De este modo puede lograrse un nivel más alto de humedad, lo cual aporta numerosas ventajas en el aspecto climatológico.

Entalpía
El aire húmedo contiene más energía que el seco. Es la denominada entalpía del aire. Cuando se evapora la humedad, la energía empleada para dicha evaporación se «almacena» en el propio aire. Esta energía se volverá a liberar cuando la humedad se condense, pero también puede ser ventilada. Cuando el aire del invernadero se ventila hacia afuera, aumenta el intercambio de energía con el exterior respecto a cuando el aire del invernadero está más seco. Por ello se necesita menos energía para hacer descender la temperatura. Cuando existe más humedad en el invernadero puede mantenerse más estable la temperatura en la instalación.

Ya ha quedado claro que una buena humedad es de gran importancia para la planta. Para cualquier pregunta o información adicional que necesite sobre este u otro tema relacionado con el cultivo, póngase en contacto con Bureau IMAC Bleiswijk B.V. Para más información sobre la humedad en los anturios y/o en las Phalaenopsis en particular, puede consultar otros artículos al respecto en el sitio web. Para mas información sobre la humedad en el cultivo de las Phalaenopsis o la humedad en el cultivo de los anturios, puede leer los artículos especificados.

 

Este artículo se ha elaborado en colaboración con Bureau IMAC. Anthura y Bureau IMAC no se responsabilizan de los daños o perjuicios, tanto directos como indirectos, que resulten de aplicar los consejos sobre cultivo mencionados en dicho artículo.

Opcional (dependiendo del artículo)

  • El cultivador es responsable en todo momento de consultar el etiquetado de los productos para la protección de los cultivos.
  • La información proporcionada sobre cultivo está pensada para terrenos de cultivo holandeses.